Johnson and Johnson eliminará de sus productos sustancias dañinas

Pocos días después de que Mercadona decidiera retirar del mercado 11 productos cosmésticos de su marca deliplus, ahora es la firma Johnson and Johnson la que ha comunicado que eliminará de sus productos las sustancias dañinas.

Agencias / Qué.es 17 de agosto de 2012

Días después de que Mercadona tuvuiera que retirar 11 productos cosméticos por orden de sanidad, Johnson and Johnson, gigante empresarial del sector de productos de higiene y cosmética, ha anunciado su intención de retirar de sus productos una lista de componentes químicos que, potencialmente, puedan resultar perjudiciales para la salud. La empresa ya anunció hace un año la supresión de estos componentes en los productos destinados al público infantil, como los champús Johnson's Baby, por lo que nueva medida supone extender esa acción a los productos para adultos, entre los que se encuentran los productos de Neutrogena, Clean Y Clear, Roc o Piz Buin. En el caso de los productos infantiles, la empresa anunció su total supresión para 2013, mientras que para el resto de productos el plazo anunciado es el años 2015.

Dentro de los componentes potencialmente peligrosos que la empresa prevé dejar de utilizar se encuentra el formaldehído, considerado como cancerígeno por el Gobierno de EE UU en 2011, o la dioxina 1,4, sustancia que se relaciona con el cáncer en estudios sobre animales. La lista negra se completa con sustancias también sospechosas como el triclosan, el phthalates y el paraben. Además, la compañía prevé poner a disposición de los usuarios una página web para consultar dudas relacionadas con los productos que comercializa la empresa.

La decisión de la compañía llega tras años de críticas que tanto Johnson and Johnson como otras grandes empresas del sector han recibido de grupos de consumidores y ecologistas. Una de las presiones más importantes proviene de la Campaña por los Cosméticos Seguros, formada por 175 organizaciones medioambientales y de consumidores, que ya en 2009 logró la retirada de varios artículos tras publicar un informe cuyas conclusiones apuntaban a la presencia de ingredientes peligrosos para la salud en productos de higiene personal de compañías como Estée Lauder, Avon, LOréal o Procter y Gamble, además de Johnson and Johnson.