DECLARACIÓN DE BIENES

5 de febrero de 2011

El comedido ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, quiere sacar a la luz 150.000 empleos de la economía sumergida, que son precisamente los que permite que España siga saliendo a flote, aunque este con el agua al cuello. Es sin duda un loable empeño, en una época donde hay tan pocas cosas dignas de alabanza. A los pobres siempre ha habido que ajustarles las cuentas. Más arduo es que las muestren lo...

Leer noticia completa en HOY.es