'Equilibrium', ¿otra pulsera 'milagro' como 'Power Balance'?


Tras denunciar a Ion Balance y Power Balance, Facua Consumidores en Acción lo hace con 'Equilibrium', una nueva marca de 'pulseras milagro'.

2 de mayo de 2010

La asociación Facua Consumidores en Acción demanda a las administraciones que actúen con la rapidez y contundencia que corresponde ante un fraude de las dimensiones que ha alcanzado este negocio, con cientos de miles de consumidores que han comprado pulseras holográficas por sus falsas propiedades seudomilagrosas.

Equilibrium, con sede en Alicante, ha sido denunciada ante la Dirección General para la Salud Pública de la Generalitat Valanciana y la Dirección General de Salud Pública y Sanidad Exterior del Ministerio de Sanidad y Política Social, entre otros organismos.

PUBLICIDAD DE EQUILIBRIUM

En su publicidad, Equilibrium asegura que el holograma de sus pulseras, tarjetas y adhesivos "aumenta el núcleo de fuerza y energía en el cuerpo", además del "equilibrio, la coordinación, la resistencia", "el tiempo de recuperación", "la flexibilidad y amplitud de movimiento", "el enfoque y la concentración".

Entre las propiedades seudomilagrosas que se atribuye también incluye que "reduce las enfermedades motrices" y "el dolor, el estrés, las lesiones, las fatigas".

Entre sus efectos "instantáneos, indica asimismo que "aumenta la respuesta muscular" y "ayuda a evitar el estrés". "Equilibrium mejora tu cuerpo, lo lleva a un estado de bienestar que antes no tenías", promete.

Facua señala en sus denuncias que la empresa vulnera el Real Decreto 1.907/1996, de 2 de agosto, sobre publicidad y promoción comercial de productos, actividades o servicios con pretendida finalidad sanitaria.

La norma prohíbe la publicidad de productos "que proporcionen seguridades de alivio o curación cierta" y "que sugieran o indiquen que su uso o consumo potencian el reindimiento físico, psíquico, deportivo o sexual".

Asimismo, incurre en publicidad engañosa, definida en el artículo 4 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, como la que "de cualquier manera, incluida su presentación, induce o pueda inducir a error a sus destinatarios, pudiendo afectar a su comportamiento económico".