Denuncian a Carrefour por vender judías marroquíes como españolas

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos afirma que en Sevilla y Almería se venden judías verdes de segunda categoría procedentes de Marruecos con etiqueta de producto español de primera categoría.

Europa Press 4 de enero de 2010

Denuncian a Carrefour por vender judías marroquíes como españolas
La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) en Almería ha anunciado la adopción de la vía administrativa y judicial contra la cadena Carrefour alegando la venta en varias superficies comerciales de Almería y Sevilla de judías verdes de segunda categoría procedentes de Marruecos bajo el etiquetado de producto español de primera categoría.

El secretario provincial de la organización agraria, Andrés Góngora, precisó que el pasado día 23 la organización agraria interpuso una denuncia que, según aseguró, ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción número 2 de Almería, al tiempo que se ha notificado la presunta infracción de la compañía a las delegaciones provinciales de Salud y de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

Por su parte, fuentes del grupo de distribución han asegurado a Europa Press que se trata de un error del preveedor, la empresa almeriense Agroatlas Europa, que ya ha sido sancionado por la firma francesa, y que tras tener conocimiento de esta irregularidad el pasado día 23 diciembre ha procedido a la retirada de los estos productos de sus lineales.

Asimismo, la compañía afirma que ha puesto esta incidencia en conocimiento del Gobierno Civil y que ninguno de estos productos se encuentran a la venta desde el mismo día 24 de diciembre.

COAG Almería detalló que la práctica "fraudulenta" se ha detectado en centros comerciales de los municipios de El Ejido, Vícar y la capital almeriense, así como en Sevilla.

En concreto se trata de judías verdes que se presentan en mallas de 500 gramos con una etiqueta donde se especifica que procede de España y es de primera categoría.

"Sin embargo, al quitar esa primera indicación, aparece una segunda etiqueta que señala que el producto se ha exportado de Marruecos y es de segunda categoría", lo que deriva "no sólo en un perjuicio al consumidor, sino también en un daño terrible para el agricultor", explicó el responsable estatal de frutas y hortalizas de la organización agraria.