El 61% de los latinoamericanos cree ineficaces las medidas anticorrupción

El 61 por ciento de los ciudadanos de ocho países latinoamericanos consultados considera ineficaces las medidas gubernamentales de lucha contra la corrupción, según un informe publicado hoy por la organización Transparencia Internacional (TI).

Bruselas, EFE 3 de junio de 2009

El 61% de los latinoamericanos cree ineficaces las medidas anticorrupción

Los más críticos con los mecanismos existentes considerados ineficaces fueron los argentinos (un 81%) y los peruanos (71%), pero la proporción fue también alta en Venezuela y Panamá (65%), Chile (59%), El Salvador (53%), Bolivia (43%) y Colombia (34%).

Sólo un 26% de los ciudadanos de estos países calificaron las medidas de "efectivas" y un 13% no supieron valorarlas.

En Europa, el 56% de los ciudadanos estima insuficientes las herramientas anticorrupción y en cifras globales (TI ha estudiado 69 países de todo el mundo) sólo uno de cada tres entrevistados dice confiar en los mecanismos existentes, mientras que más de la mitad estimó que no eran efectivos.

En España, el 44 por ciento dijeron que las medidas son "ineficaces" frente a 29 por ciento que las calificó de "efectivas" y al 27 por ciento que no supo valorar la acción del gobierno en esta materia.

Un 34% de los encuestados latinoamericanos estimaron que son los partidos políticos las organizaciones más afectadas por la corrupción, un 21% que el más expuesto es el poder judicial y otro 20%, el poder legislativo.

El sector privado y los medios de comunicación despiertan la desconfianza del 5 y el 3% de los entrevistados en América Latina.

En cifras globales, el 68% de los ciudadanos del total de países estudiados percibe también a los políticos como corruptos.

En España, el 29 por ciento de los encuestados creen que el sector privado es el más expuesto a la corrupción, seguido por los partidos políticos (27%), los funcionarios (15%), el poder judicial (12%), los medios (9%) y el poder legislativo (8%).

El 30% de los bolivianos reconocieron haber pagado algún tipo de soborno en los últimos doce meses, igual que el 28% de los venezolanos y el 20% de los peruanos.

Las cifras son más moderadas en Chile (10%), Colombia (8%), Argentina y Panamá (4%).

En todo el mundo, uno de cada diez encuestados admite haber pagado un soborno durante el último año, una proporción que en España representa sólo el 2 por ciento.

La organización indica que existe una diferencia entre nuevos y antiguos miembros de la UE, ya que mientras los niveles se mantuvieron bajos Holanda (1%), Luxemburgo (4) o Reino Unido (3) en otros como Lituania llegaron al 30 por ciento.

Las regiones más expuestas a este tipo de prácticas son Oriente Medio y África: en Liberia, Sierra Leona y Uganda más del 50 por ciento de los encuestados reconoce haber pagado un soborno en el último año.

La policía es "la institución más propensa" a aceptar sobornos, seguida del poder judicial, las oficinas de registro y permisos y los servicios de administración de tierras, salud y educación.

Lo más grave para el TI es que sólo uno de cada cinco encuestados denunció de manera oficial los hechos y los que no lo hicieron alegaron, entre otras cosas, que creían que informar de lo ocurrido no tendría efecto o les causaría problemas.

La encuesta publicada hoy fue realizada por Gallup Internacional entre octubre de 2008 y febrero de 2009, sobre 69 países de todo el mundo, entre ellos 17 de los 27 miembros de la Unión Europea.