La última droga de los adolescentes... el líquido de las pilas

Entre las clases con muy pocos recursos el camino más cotidiano a sustancia estupefaciente es el pegamento. Sin embargo, en los últimos años ese camino se ha visto ampliado a otra senda aún más peligrosa, el líquido de las pilas.

Qué.es 26 de mayo de 2009

La última droga de los adolescentes... el líquido de las pilas
Así se ha puesto de manifiesto en las jornadas de 'Drogodependencia y Alcoholismo en Adolescentes', celebrada en la localidad valenciana de Bétera. Según informa el diario 'Las Provincias' estas drogas están experimentando un crecimiento, sobre todo, el esnifado del líquido de las pilas.

Emilio Calatayud Pérez es titular del juzgado de menores número uno de Granada y autor de algunas de las sentencias educativas más importantes. Para el magistrado esta imagen parecía desaparecida, sin embargo, "la llegada cada vez más masiva a nuestro país de inmigrantes entre los que sigue más presente esta práctica -sin que ellos tengan culpa de nada- ha hecho que esta droga resurja en algunos sectores", narra el diario.

Según Calatayud las clases más marginales hacen uso de éste líquido, muy dañino, del interior de las pilas, al que hacen referencia como "electrificarse".

13 AÑOS, EDAD CLAVE

Otro de los ponentes a dichas jornadas fue el doctor Jesús Bedate, catedrático de Psiquiatría de la Universitat de València y jefe de Salud Mental del Hospital General. Para Bedate los estudios avisan que el comienzo del consumo se produce a los 13 años con los primeros cigarros e ingesta de alcohol. De ahí se pasa a los porros y la cocaína hasta acabar en un cuadro de politoxicomanía.

Como sigue informando el mencionado diario, gran parte de los adolescentes comienzan a consumir drogas por la presión de los amigos.

El doctor Bedate también apuntó que los estupefacientes atacan a la parte delantera del cerebro, la corteza prefontal, donde se ubica lo que se conoce como la fuerza de voluntad.