Despilfarro

6 de mayo de 2010

Ante la grave crisis económica en la que está sumida España, el Gobierno anuncia a bombo y platillo que suprime 32 altos cargos para así reducir el gigantesco déficit. Al mismo tiempo se conoce que en el Senado, a pesar de tener un idioma común conocido y dominado por todos, los senadores nacionalistas con lengua cooficial en sus respectivas comunidades van a disponer de un servicio de traductores...

Leer noticia completa en diariosur.es