Vídeo: Yemen se enciende

3 de Febrero de 2011

Los yemenís han celebrado hoy su denominado "día de la ira" una protesta que ha congregado a 20.000 personas en la capital del país, con un mismo objetivo: pedir la caída del actual régimen político. El  presidente Ali Abdalá Saleh anunció ayer que no se presentaría a la reelección de 2013, que no pasaría el testigo a su hijo y que entablaría un diálogo con los opositores, a pesar de lo cual no se ha calmado el ánimo entre la población. El pueblo yemení está cansado ya de las injusticias y de la corrupción de sus gobernantes, y de la pobreza en la que están sumidos. La revuelta en Yemen se produce por el contagio de la revolución de Túnez, que ha acabado con el régimen de Ben Ali, y con las protestas sociales de Egipto. Este conjunto de hechos en los países árabes está provocando una inquietud internacional, de hecho países europeos como España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia han emitido un comunicado conjunto condenando la violencia en Egipto y pidiendo una transición rápida y pacífica.