Vídeo: Bo Xilai niega dos de los cargos que se le imputan

22 de Agosto de 2013

El mayor escándalo político de China en décadas se acerca al final. China quiere convertir el juicio a Bo Xilai en un ejemplo de lucha anticorrupción. El Gobierno no quiere que haya ningún imprevisto en el proceso contra quien fuese uno de los dirigentes más populares del país, y por eso todo está bajo un estricto guion. La vista es la primera de la historia en ser retransmitida oficialmente por internet. Bo niega haber aceptado sobornos del empresario Tang Xiaolin y asegura que previamente se había declarado culpable de ese cargo sin querer. Además, ha rechazado el segundo cargo de corrupción, el de haber recibido cerca de 3,2 millones de dólares de un empresario y amigo de la familia. El juicio por malversación, soborno y abuso de poder ha comenzado a las 8.30 hora local, y se espera que se prolongue un par de días a pesar de que la condena parece ya decidida.