Vídeo: Vuelta al mar

15 de Diciembre de 2011

En cajas de colores, han llevado a 40 pingüinos azules hasta una playa de Nueva Zelanda. Los sacaron de allí para llevarlos a un centro de recuperación y ponerlos a salvo de un vertido. Estaban cubiertos de petróleo. Una vez curados, un regimiento de profesionales ha devuelto a su hábitat natural a los pingüinos.