Vídeo: La vida sin extremidades

20 de Abril de 2012

Ma Yong nació sin piernas ni brazos. Sobrevivió gracias a los cuidados de su madre. Pero su vida era similar a la de un vegetal. La familia vive en una zona fronteriza del noroeste de China. Uno de los soldados destacados en la frontera conoció al niño y comenzó a enseñarle cómo valerse por sí mismo. Andar, comer. Aquel soldado fue trasladado pero logró que sus sucesores continuaran la tarea. Para el destacamento, hacer de Ma Yong una persona independiente se ha convertido en una tradición. Ahora, con 18 años, el jjoven puede ver la tele, utilizar un ordenador y jugar a las damas. El siguiente objetivo de sus mentores es sacarlo a conocer mundo.