Vídeo: La vida de este niño corre peligro

20 de Agosto de 2013

Su vida pende de un hilo. Con la cabeza atrapada entre los barrotes de este balcón situado a 8 pisos de altura, este niño chino de tan solo 8 años ha terminado así cuando jugaba a solas. Sus padres no pueden oir los gritos porque están en el trabajo.Los bomberos llegan a la casa para intentar salvarle y le atan con un cinturón para cortar los barrotes sin que caiga al vacio.Después de más de 20 minutos de tensión consiguen hacer un hueco y sacar por fín al pequeño sano y salvo.Todo ha quedado en un susto para el niño que todos esperan que haya aprendido la lección.