Vídeo: Varias potencias occidentales, entre ellas España, expulsan a los embajadores de Siria

29 de Mayo de 2012

Niños, mujeres y hombres intentan huir de los disparos de la artillería del Ejército sirio. Son imágenes que los activistas atribuyen al bombardeo del pasado viernes en Hula. El día de la masacre murieron 108 personas, 49 de ellas niños. Veinte fallecieron en el bombardeo, el resto fueron ejecutados, según la ONU, que afirma que se disparó a familias enteras en su vivienda. El régimen niega estar detrás de la matanza pero la comunidad internacional no le cree. Las potencias occidentales han reaccionado expulsando a diplomáticos sirios. Lo han hecho Francia, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos o Australia. También España ha anunciado la expulsión del embajador sirio. Una decisión coordinada entre varios gobiernos que aisla aún más al régimen de Bachar el Asad.