Vídeo: Último viaje de los vagones más antiguos del "Subte" de Buenos Aires.

12 de Enero de 2013

Adiós a su balanceo, a su olor a madera y a ese chirrido inconfundible de sus ruedas sobre las vías al llegar a la estación. Buenos Aires despide de su "Subte", de su metro, a sus vagones más antiguos. Los que abrieron, manualmente, por supuesto, las puertas del progreso en la capital argentina hace ya cien años. Se fabricaron en Bélgica y con ellos se inauguró el primer suburbano de Sudamérica. Ahora serán sustituidos por decisión del alcalde conservador Mauricio Macri por otros coches más actuales fabricados en China. Vagones nuevos, sin espejos, que tendrán aire acondicionado y que no necesitarán bajar sus ventanillas para soportar el verano austral como se hacía con los "Brugeoise". De nada ha servido la movilización ciudadana que pedía que siguiesen en funcionamiento por su valor patrimonial. Este viernes se detenían para siempre y con ellos los recuerdos de los primeros coches que inundaron de vida desde 1913 el subsuelo bonaerense. En unos meses comenzarán a usarse como bibliotecas callejeras.