Vídeo: Trasladan a los cisnes del río Alster hasta un lago cercano

21 de Noviembre de 2012

En Hamburgo se preparan para las frías temperaturas del invierno alemán, y en las precauciones han querido incluir a los cisnes.Desde 1818, el río Alster es el escenario de una procesión, la de los cisnes que habitan en sus aguas, y que son el símbolo de la ciudad.El encargado de hacerlo es papá cisne, como se le denomina popularmente. Es el que dirige las labores de recogida de las aves, a las que se atan las patas para evitar cualquier golpe.Se impide así que los cisnes mueran en invierno, ya que el agua de este río se congela, dejándoles atrapados y sin comida. Por éso se les lleva hasta un lago cercano, donde estarán hasta la próxima primavera.