Vídeo: Tragedia en el fútbol egipcio

2 de Febrero de 2012

Los ultras de Al Ahli de El Cairo, uno de los mejores equipos de Egipto, tienen fama de ser radicales. Encajaban la primera derrota de la temporada en la ciudad costera de Port Said, donde los tres goles del equipo local, Al Masri, eran celebrados con júbilo excesivo por los aficionados. Al final del partido, invadieron el campo, dieron rienda suelta a la violencia y al odio ante la pasividad de los agentes que tendrían que haberlo evitado. Las fuerzas de seguridad, de nuevo en el punto de mira. Por exceso o por defecto, no cumplen con su función en Egipto. Ahmed Ibrahim pregunta por las fuerzas armadas, por la policia, por sus amigos que estaban viendo el partido y que no contestan el teléfono.Se ha reunido con otros seguidores del equipo en El cairo para preocuparse por sus compañeros. Este otro seguidor de Al Alí dice que sí ha podido hablar con alguno de sus amigos y que volvían en tren a casa, que estaban asustados. Muchos han perdido la vida por arma blanca, otros por golpes, por caerse de las gradas y por asfixia. Los vestuarios de los jugadores se convirtireron en tanatorios improvisados. La liga de futbol egipcia ha quedado suspendida indefinidamente. Cuarenta y siete personas han sido detenidas hasta el momento.