Vídeo: El mal tiempo suspende las tareas de búsqueda de cadáveres en Lampedusa

5 de Octubre de 2013

En Lampedusa la flota ha amanecido hoy amarrada.El mal tiempo impide recuperar mas cadáveres, aún así los habitantes de esta pequeña isla italiana  se han echado a la mar para  rendir homenaje a los muertos , dejando flores en el sitio donde el jueves naufragó su barco. A bordo iban más de 400 inmigrantes, aunque sólo 155 han conseguido sobrevivir.Hasta ahora se han hallado poco más de 100 cuerpos,  el resto, unos 200, permanece en estas aguas; muchos de ellos,  se teme,  en las bodegas de la embarcación donde viajaban con un billete más barato, un pasaje que de media cuesta 1000 dólares y que el jueves supuso la muerte para muchos de ellos. Los habitantes de Lampedusa fueron los primeros en ayudar a los inmigrantes, recogiéndolos con sus botes, a pesar de que por ello -según la ley italiana- pueden ser castigados con multas de 15.000 euros y 3 años de cárcel.Hoy más de uno expresa su indignación porque -denuncian- podrían haber salvado a muchos más inmigrantes, si los guardacostas se hubiesen saltado un poco la burcocracia."No sé si te imaginas lo que es ver lo que yo vi: un mar lleno de gente, gente pidiendo ayuda... No necesitabas hacer  mucho para salvar a estas persona"Los vecinos de Lampedusa están acostumbrados a la llegada de pequeñas embarcaciones, aunque tragedias como la del jueves les hacen decir basta."Es tiempo de parar esto, estamos cansados", dice contra el viento este pescador...Ante el clamor ciudadano y la vergüenza de lo ocurrido las autoridades optan por el cruce de acusaciones... Italia pide a Europa que no eluda sus responsabilidades en inmigración, pero  Bruselas recuerda que la vigilancia de las fronteras es competencia de los estados.Mientras,  los supervivientes de esta tragedia de la inmigración ilegal esperan en Lampedusa. El alcalde de Roma ha anunciado que serán acogidos en dos centros municipales de la capital italiana. Aunque para ello tendrán que esperar al menos 48 horas por cuestiones burocráticas.