Vídeo: Tensión por las Malvinas

3 de Febrero de 2012

La tragedia del estadio en Port Said ha vuelto a despertar los ánimos de la población y ha llevado de nuevo la violencia y los enfrentamientos a las calles de El Cairo. La policía, inexistente durante la refriega que le costó la vida a 74 personas, ayer sí que actuó, con dureza, contra los manifestantes. Hay cerca de 900 personas heridas. Y es que a pesar de que el gobierno aceptó la dimisión del gobernador de Port Said y de toda la Junta Directiva de la asociación de fútbol egipcia, a pesar de la sesión de urgencia en el parlamento, las excusas de la Junta Militar son rocambolescas. El Gobierno culpa de la matanza a un misterioso complot para desestabilizar el país, un argumento propio del régimen anterior, que muchos ya no se creen.