Vídeo: Temor entre la población ante la alerta de fuga radioactiva

15 de Marzo de 2011

El temor ante la alerta de fuga radioactiva empieza a vivirse en la calle. Las poblaciones que siguen en el área más peligrosa en torno a la central, han recibido la orden de no salir de sus casas en un radio de 30 kilómetros. Así que permanecer en el exterior de la capital de Fukushima se reduce a lo mínimo. A 70 kilómetros del núcleo de la alarma, las evacuaciones no son obligatorias, pero el miedo traspasa el perímetro de seguridad. Las calles se quedan vacías y el bullicio sólo se vive en este centro de gestión del desastre donde preparan lo necesario para la lucha. Dosis de yodo que protegen la glándula tiroides, talón de Aquiles del  sistema inmunitario frente a la radiactividad, y dispositivos que la detectan. Mientras en el aeropuerto de Tokio miles de personas esperan poder volar cuanto antes y abandonar la ciudad. Todo a pesar de que la Organización Mundial de la Salud lanza mensajes de tranquilidad a la población japonesa.