Vídeo: El sospechoso continúa acorralado

22 de Marzo de 2012

Quieren atraparlo vivo para que sea juzgado ante un tribunal y cualquier paso en falso en plena campaña electoral, puede costar caro. Las explosiones intimidatorias,el corte de electricidad, la policia intenta minar su moral, pero es duro de roer, y el odio paranoico a occidente tiene la raiz más sólida posible. Se escapó de una prisión Afgana de Kankdahar en 2008, donde llegó una año antes por fabricar explosivos, en una operación de fuga de presos masiva organizada por los insurgentes talibanes. Su conexión afgana y pakistání, donde viajó hasta en dos ocasiones, le hicieron ingresar automáticamente en la lista negra de la agencia antiterrorista francesa.Desde el martes todas las pistas conducían ya directamente a él. Una de ellas, se encontró en un concesionario. El dueño asegura que se acordaron de que Mohamed Merah quiso quitar el tracker, el localizador gps del vehículo y después de los asesinatos avisaron a la policía. Pero los gendarmes ya le estaban buscando ... le localizaron por la dirección IP del ordenador de su hermano, que utilizó para contactar con el primero de los militares asesinados el pasado 11 de marzo.