Vídeo: Rousseff ofrece un gran pacto por los servicios públicos en Brasil

22 de Junio de 2013

Las protestas comenzaron hace dos semanas en Brasil en contra de la subida tarifaria del transporte público. Pero han extendido sus reivindicaciones y se han vuelto masivas  y especialmente violentas estos últimos días.El viernes, 100 ciudades brasileñas celebraban manifestaciones, que han congregado a un millón de personas. Las clases bajas y medias exigen más inversión en educación, sanidad y servicios sociales.La presidenta, Dilma Roussef, se dirigió ayer al país y exigió el cese de la violencia. Además advertía de que si la violencia consigue cergarles estarán desaprovechando, dijo, una oportunidad histórica.También emplaza a los líderes sociales y sindicales a una mesa de negociación para tratar pacíficamente sus reclamaciones. Y alcanzar un gran pacto por los servicios públicos.Y es que la deriva violenta se ha hecho notar. Pequeños grupúsculos causaban el caos en Río. Han destrazado marquesinas, mobiliario urbano y hasta negocios privados.Las protestas han causado al menos un muerto y han dejado centenares de heridos y detenidos.