Vídeo: El riesgo de buscar la libertad

31 de Agosto de 2010

Subirse a este tren es comenzar a soñar, mirar adelante, el viaje a un mundo nuevo, a una nueva vida. Si uno tiene que viajar en el techo, viaja en el techo y si no hay comida, uno se queda sin comer. Álex sabe de lo que habla. A su hermana tuvieron que cortarle la pierna porque se le quedó enganchada en el tren. Y ese drama los salvó de otro mayor. Porque si llegan a continuar la ruta hasta Estados Unidos se habrían encontrado a policías corruptos y chivatos y a narcos enloquecidos por el dinero, que después de quitarles hasta el apellido, le pedirían más dinero a su familia. A los sin papeles que no tienen nada que ofrecerles los obligan a enrolarse al cártel, y si no, los matan. El negocio le sale redondo: a los indocumentados nadie los busca y nadie los quiere. Los narcos les sacan 40 millones de euros limpios y lo único que dejan es sangre, mala conciencia por no querer ver y miles de sueños rotos.