Vídeo: Richard Branson, azafata de vuelo por un día

13 de Mayo de 2013

No es que Richard Branson, el presidente de Virgin nos vaya a hacer un streeptease. Lo que van a ver es aún mejor, el multimillonario se convierte en azafata por un día tras perder una apuesta con el director de la aerolínea Air Asia.Imprescindible, una depilación rápida para lucir unas piernas de seda, un bonito uniforme en el que embutirse y listo.Pestaña postiza, labios pintados y a demostrar a bordo que es algo más que una cara bonita.La primera prueba no la pasa, fracaso total a la hora de explicar las instrucciones de seguridad. Mejora un poco en la atención a los pasajeros, pero se excede en las muestras de cariño a sus compañeras de vuelo.Afortunadamente no ha habido aterrizaje forzosoBranson agradecido porque nunca pagar una apuesta le había dado tanta publicidad.Tampoco cobrarla a su oponente, que ha tenido que despedir a la nueva azafata, por no superar el periodo de prueba. Pero se ha embolsado 200.000 dólares que destinará a obras benéficas.Así apuestan los millonarios.