Vídeo: Reclaman su derecho a regresar a casa

1 de Octubre de 2013

Un grupo de 30 inmigrantes sin papeles intentó cruzar ayer a pie la frontera entre México y Estados Unidos. Es la última protesta de los denominados "dreamers"; jóvenes méxicanos que siendo niños se fueron a vivir a Estados Unidos y, tras media vida allí , han sido deportados. Ellos ahora se aferran a lo que consideran un derecho legítimo: vivir en en que consideran su país. Es el caso de Karen Hernández; quiere volver a casa, quiere seguir estudiando allí.  Es la segunda ocasión en la que inmigrantes indocumentados reclaman su derecho a regresar a casa. Pero con la reforma migratoria estadounidense en punto muerto, su futuro sigue estando al otro lado de la frontera.