Vídeo: ¿Quiere una pulsera hecha de restos de bala?

23 de Enero de 2013

    Cientos de armas ilegales se amontonan en almacenes policiales en Estados Unidos. Sacarles algún tipo de rendimiento, esa ha sido la idea de una emprendedora de Newark. Las funde y transforma en joyas pistolas y balas. Es la colección calibre.    Jessica Mindich. CEO y fundadora de Joyas por una causa.     "La colección va más allá de la moda porque una parte de lo ganado se destina al departamento de policía"    En sólo dos meses la policía de Newark ha recibido de este modo 20 mil dólares, un 20 por ciento de las ventas. Un dinero que ayuda a potenciar el programa de retorno de armamento ilegal y que está surtiendo efecto.     Samuel Demaio. Jefe de policía de Newark    "El año pasado retiramos de las calles 855 armas y hemos visto un reducción de los homicidios. Sin duda hay una relación entre retirar armas de las calles y ver cómo descienden los asesinatos", asegura.    La creadora de las joyas asegura haber recibido ofertas en otras ciudades del país. Por 150 dólares se puede tener una joya hecha de restos de balas y ayudar así a retirar las miles de armas ilegales que circulan por Estados Unidos.