Vídeo: Un puzzle milenario, a un solo click

31 de Diciembre de 2012

Miles de fragmentos componen los 900 manuscritos del Mar Muerto, los textos bíblicos más antiguos del mundo. Los primeros rollos aparecieron en 1947. Desde entonces, los restauradores han investigado al detalle para intentar cuadrar este puzzle milenario aunque no siempre han acertado con las técnicas empleadas. En el pasado incluso se expusieron los fragmentos a la luz del sol e incluso se pegaron con cinta adhesiva deteriorando el manuscrito. Hoy no se escatima en medios. Los expertos incluso recurren a la última tecnología de imagen de la NASA para fotografiar cada fragmento y seguir al detalle el estado de su evolución. Gracias a un acuerdo entre la Autoridad de Antigüedades de Israel y Google, desde esta semana cualquier internatura puede consultar estos documentos.