Vídeo: Putin anima a los homosexuales a sentirse libres, mientras que "dejen a los niños en paz"

17 de Enero de 2014

Los homosexuales que participen o visiten los Juegos Olímpicos de invierno que se celebrarán en Sochi este año, podrán sentirse libres y relajados, pero "deberán respetar la cultura y las tradiciones de Rusia" y "dejar a los niños en paz". Este es el llamamiento a la serenidad y el respeto que Vladimir Putin ha hecho hoy frente a los voluntarios rusos que trabajan en la organización de los Juegos. El Gobierno ruso ha sido objeto de numerosas críticas que aseguran que la ley es discriminatoria y parte de una retrotracción de los derechos humanos y las libertades democráticas. Culpan a Putin de tornar a un conservadurismo extremo en temas sociales.