Vídeo: La ONU propone consumir insectos para combatir la obesidad y el hambre en el mundo

14 de Mayo de 2013

Obesidad, cambio climático, el hambre en el mundo... Grandes problemas para los que las Naciones Unidas han encontrado una pequeña solución. Incoporar los insectos en la dieta alimenticia.Escarabajos, gusanos, saltamontes y hormigas contienen la misma cantidad de proteínas y minerales que la carne y el pescado. Es más, tienen menos grasas. Sus beneficios están comprobados, porque ya se consumen 1.900 especies de insectos, sobre todo en Africa y Asia, donde su cría supondría, además, una oportunidad de negocio para los más pobres. Tan sólo hay una barrera que superar: el factor asco.Según quienes han realizado el informe, los gustos cambian, como ha sucedido con el sushi. Hace años nadie lo hubiese consumido, y ahora a todo el mundo les gusta. De hecho los insectos ya aparecen como especialidad en algunas cartas, como los saltamontes. Uno de los platos estrella del afamado restaurante danés Noma.Aún así parece difícil imaginar que se haga habitual en nuestras mesas un taco de gusanos para cenar.