Vídeo: La prensa estadounidense asegura que Joseph Ratzinger silenció que un cura había abusado de 200 niño

26 de Marzo de 2010

La Plaza de San Pedro, tapizada con fotos de las víctimas sexuales del reverendo Lawrence Murphy. "Eran todos sordos. Abusó de éste, de éste, de éste otro", aseguraba uno de los congregados. Así hasta 200 niños de una escuela de Milwaukee. Los hechos ocurrieron entre 1950 y 1974. Las continuas denuncias no llegaron al Vaticano hasta dos décadas después. El entonces Prefecto para la doctrina de la fe, Joseph Ratzinger, recibió dos cartas desde Estados Unidos denunciando el caso. En principio se ordenó juzgar el asunto  dentro del ámbito eclesial.  Pero finalmente se optó por el silencio, y Murphy murió en 1998 sin recibir ningún castigo. Según el portavoz del Vaticano, se actuó así porque el sacerdote estaba ya enfermo, aunque reconoce que lo ocurrido fue "trágico". El Vaticano dice además que lo publicado por el New York Times es un innoble intento de golpear a "cualquier coste" al Papa Benedicto.Mientras las víctimas exigían al Papa acabar con el silencio sobre la pederastia, la Policía se llevaba a comisaría a su portavoz. "Ya he pasado más tiempo detenido" -ironizaba más tarde- que el cura que abusó de los niños.