Vídeo: La pequeña isla italiana es ya el segundo punto de entrada al continente Europeo

5 de Octubre de 2013

Algunos con pocos meses de vida, otros con años de sufrimiento a sus espaldas: Todos hacinados en barcazas, con un mismo objetivo: alcanzar las costas de Lampedusa. Más cerca de África que del resto de Italia, a tan sólo 113 kilómetros de Túnez. Apenas 20 kilómetros cuadrados de superficie con  6 mil habitantes.Una minúscula isla golpeada por un drama de proporciones gigantescas. En 2011 comenzaron las llegadas masivas de refugiados: tunecinos, subsaharianos, más de 60 mil, escapaban del caos tras las revueltas árabes.Como respuesta al problema, el entonces primer ministro,  Berlusconi se compró una casa en la isla y prometió limpiarla de sin papeles .Antes había cambiado la  ley para castigar cualquier ayuda a la inmigración clandestina.Pero la costa italiana es ya la segunda puerta de entrada a Europa para ellos. Ahora también son sirios los que emprenden el viaje, largo y peligroso. 2000 kilómetros por tierra hasta las costas de Libia, donde las mafias operan con libertad. Quienes logran llegar se hacinan en un centro de acogida demasiado pequeño...así esperan su traslado y posterior repatriación.Muchos otros, se dejan la vida en estas aguas convertidas en un cementerio gigante. en tres décadas han muerto más de 8 mil inmigrantes.No es casualidad que el Papa la eligiera como su primer destino fuera de italia,  para acercarse a ellos y hacer visible su drama.¿Quién llora por ellos? se preguntaba.Demasiados muertos y demasiada indiferencia en una Europa asfixiada por sus propios problemas.