Vídeo: El Papa de las ideas se marcha

12 de Febrero de 2013

Cuando supo que la fumata blanca salía por él, Joseph Ratzinger llegó a decirle a Dios: "No me hagas esto". Y le pidió, según cuenta en su biografía, que eligiera a un candidato más joven y más enérgico: No a un hombre de setenta y ocho años y un historial clínico con dos derrames cerebrales.      Su plegaria no fue escuchada, y Benedicto XVI relevaba al carismático Juan Pablo II. Del Papa de los gestos, al Papa de las ideas. Aunque, a veces, de sus reflexiones teológicas apenas hayan trascendido algunas anécdotas, como que en el portal de Belén no hubo nunca ni buey ni mula.     En sus casi ocho años de pontificado, ha puesto a prueba su resistencia con más de una veintena de viajes al extranjero. Su fortaleza también se ha visto minada por varios escándalos: los abusos a menores por miembros de la Iglesia...y la traición de su mayordomo, al filtrar documentos personales y del Vaticano.    Tras varios sustos por caídas provocadas....o accidentales, en los últimos tiempos quedaba en evidencia que su cuerpo ya no podía seguir el ritmo de su mente. El mismo Papa que se atrevía a utilizar una tableta electrónica y a dirigirse al mundo por las redes sociales, tenía que subirse a una plataforma rodante para poder alcanzar el altar de la Basilica de San Pedro.