Vídeo: Obama con los familiares

17 de Diciembre de 2012

Compungido, Barack Obama, acompañaba a los familiares de las victimas.   "Ninguna ley puede evitar la maldad en nuestro país, pero sí podemos dar pasos para evitar tragedias como ésta o como la de Columbine, debemos darlos, debemos intentarlo", leía de sus propias palabras el presidente. Un mensaje claro e intencionado que probablemente tendrá poco recorrido porque choca con la segunda enmienda, y con medio país. Los sollozos se han hecho patentes en la sala cuando  ha enumerado los nombres de las profesoras fallecidas. Sólo ha podido arrancar una sonrisa al contar una anécdota. Cómo uno de los críos aseguró a su profesora que sabía karate como solución para escapar de la escuela. Pero sólo ha sido un respiro, porque el silencio ha inundado la sala de nuevo. El presidente ha terminado su discurso nombrando a los 20 niños fallecidos. 30 segundos. Interminables. Desoladores. Que cierran un nuevo capítulo dantesco en un país con la mayor tasa de posesión de armas en el mundo. .