Vídeo: Obama busca un pacto entre demócratas y republicanos en el Congreso para evitar una nueva recesión

29 de Diciembre de 2012

Obama ha interrumpido sus vacaciones de Navidad. Llegó el jueves a Washington para tratar de desbloquear las negociaciones en el Congreso y evitar, antes del martes, que el país se despeñe por el abismo fiscal. "soy optimista de poder alcanzar aún un pacto que supere las dos cámaras", dijo tras reunirse de urgencia con los cuatro líderes del Congreso. No se producía un encuentro de este tipo desde noviembre. La necesidad impone. Si republicanos y demócratas no llegan a un acuerdo que extienda las medidas fiscales que caducan el 31 de diciembre, Estados Unidos se vería abocada a imponer recortes y subidas de impuestos por valor de 454 mil millones de euros. Se vería abocada, por tanto, a una nueva recesión. Sólo un ejemplo, cada familia media debería pagar 1.500 euros más al año en tasas. Los mercados no comparten el optimismo de Obama. La bolsa de Nueva York ha caído un 2 por ciento durante toda la semana. Ni en Wall Street ni en la calle se entiende el inmovilismo político, especialmente entre los republicanos, descabezados, divididos y atrincherados en su mayoría de la Cámara de Representantes tras su derrota en las elecciones del 6 de noviembre. Caer ahora por el abismo fiscal, cuando el país empieza a crear empleo tras 4 años de crisis, es difícilmente justificable ante los electores. Por lo que pueda pasar, Obama tiene un último as bajo la manga. Un acuerdo de mínimos que permita atenuar el impacto de los recortes entre la clase media y los parados en forma de exenciones fiscales y sostenimiento de los subsidios a los más desfavorecidos.