Vídeo: Nueva York recupera su maratón con mayores medidas de seguridad después del atentado en Boston.

3 de Noviembre de 2013

Tres muertos y 282 heridos. El atentado de la maratón de Boston de hace casi siete meses marca el antes y el después de las nuevas y extremas medidas de seguridad nacional en eventos deportivos que hoy exhibe Nueva York. La Gran Manzana recupera su carrera más popular después de tener que cancelarla el año pasado por la llegada del huracán Sandy. Y lo hace sin dejar aparentemente ningún cabo suelto en seguridad. Visible en cada esquina. Con 1.400 cámaras de vigilancia que se añaden a las 6.000 que ya tenía la ciudad.  Los puentes de la ciudad están siendo inspeccionados por un equipo de buzos en busca de posibles explosivos. Varios helicópteros y policías en azoteas proporcionarán también vigilancia aérea. Los 48 mil corredores inscritos tampoco escapan de estas medidas. Tienen prohibido cargar con más de un litro de líquido y sólo podrán llevar las mochilas de plástico transparente que ofrece la organización. Cualquier otro bolso será confiscado directamente por los agentes, que también tendrán en su punto de mira la recta de meta, con controles exhaustivos a los espectadores para evitar así la presencia de cualquier individuo o bulto sospechoso.