Vídeo: Una nueva huelga paraliza Grecia

20 de Mayo de 2010

Los barcos permanecen atracados, y los vuelos nacionales, así como el transporte público y el resto de servicios públicos están hoy cerrados en Gracia. Los trabajadores griegos secundan una huelga de 24 horas  como protesta al plan de reformas que ha puesto en práctica el Gobierno heleno para salir de la severa crisis económica que atraviesa. Aunque los reguladores de tráfico aéreo del aeropuerto más grande de Grecia, Atenas Internacional, anunciaron que ellos no seguirían la huelga, los controladores de los aeropuertos menores sí lo han hecho, forzando así la cancelación de docenas de vuelos nacionales que cubren la ruta con las islas. La aerolínea nacional Olympic Airways ha cancelado ya 15 vuelos, hacia y desde las islas. En cuanto a los vuelos internacionales, éstos operan regularmente.En el principal puerto marítimo, el de Pireaus, los pasajeros se han quedado tierra, ya que se han cancelado las rutas previstas, por la huelga de los trabajadores y marineros. En Atenas, el metro, los autobuses, trenes y tranvías permanecen también cerrados porque los empleados del sector se han sumado a la huelga. Es la sexta huelga que convocan los funcionarios griegos y la cuarta de los trabajadores del sector privado, desde que el Gobierno anunció las medidas de austeridad, para tratar de salir de la crisis. Grecia ha recibido un rescate en forma de plan de ayuda por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que no han gustado a los sindicatos. En las últimas semanas se han producido numerosas huelgas y protestas con episodios de violencia, que provocaron la muerte de tres personas el pasado 5 de Mayo. El sector público y privado ha convocado este paro general en el país  para protestar por la reforma de las pensiones y reducción de salarios, medidas que contempla el plan de austeridad elaborado por el Ejecutivo griego. Según los sondeos de opinión, los griegos entienden que estas medidas son necesarias, sin embargo,  existe una opinión común que apunta que los pobres están siendo más perjudicados por el plan de ajuste. Los sindicatos por su parte, han advertido de que habrá más protestas si el Gobierno sigue adelante con el recorte en las pensiones, que será botada en el parlamento el próximo mes de junio.