Vídeo: Una muerte dolorosa

25 de Febrero de 2011

Cada año se repiten las críticas y las protestas de las asociaciones de defensa de los animales, pero Canadá sigue desoyendo las críticas. La caza de focas se ha reanudado, y de nuevo, el método para matarlas es brutal a pesar de que se habían comprometido a reducir su sufrimiento. Los cazadores dicen que tienen que sobrevivir y que ese es el único método. La nueva munición aprobada por el Gobierno para matarlas es tan débil que sólo aturde al animal. Para asegurar que no se escape hay que hacer lo de siempre, matarlas a golpes en la cabeza. Una práctica que continúa a pesar de que el precio de la piel de las focas se ha desplomado.