Vídeo: Un año de la muerte de Bouazizi, el frutero que cambió la historia

17 de Diciembre de 2011

El presidente de Túnez reaccionó rápido. Incluso fue a ver al hospital al chico que se había quemado a lo bonzo como forma de protesta. Pero aún así, fue demasiado tarde. Mohamed Bouasis acabó muriendo y su muerte provocó una ola de protestas en todo Túnez,. Bouasis era licenciado, pero no tenía trabajo y se dedicaba a vender fruta en la calle. Cuando la policía le confiscó la mercancía, se prendió fuego. La reacción popular tras ese acto obligó al presidente, Zine Al Abidine, a dejar el país en menos de un mes. Eso ocurrió hace justo un año. En estos 12 meses, las revueltas se han extendido a Egipto, Libia y Siria, en una ola de indignación que ha cambiado para siempre el panorama político en el mundo árabe.