Vídeo: Mubarak y Ben Alí, unidos por un portazo a sus totalitarismos

18 de Febrero de 2011

El estado de salud de Hosni Mubarak es crítico. El ex dictador ya estaba enfermo de cáncer pero parece que ha empeorado tras abandonar el poder. También ha trascendido que el ex presidente de Túnez, Ben Alí, está en coma a sufrir un derrame cerebral. Su estado es grave, y al parecer su mujer ya no estaría a su lado, dice una fuente cercana a la familia. Al parecer, el ex mandatario de Túnez se encuentra en un recinto reservado a príncipes saudíes, a orillas del Mar Rojo, en Yida. A esta hora de la historia, el ex líder tunecino y Hosni Mubarak, están unidos por un hundimiento, un portazo a sus totalitarismos y el mismo lecho de enfermedad en el exilio. Según fuentes diplomáticas occidentales, Mubarak ha sido trasladado de Sharm el Sheijk a Arabia Saudí. Allí permanece ingresado en estado grave. Preocupa en su entorno su depresión y que rechace la medicación. Pero distinta es la preocupación del ex "rais" porque no pisa ya Egipto quien juró morir en tierra de faraones.