Vídeo: Misterioso asesinato en Francia

7 de Septiembre de 2012

Saad al Hilli, británico de origen iraquí,  era el padre y  el primero que sufrió un disparo en la cabeza seguido por un tiro de gracia.Por el cuadro que presentan tres de las cuatro víctimas,  la policía francesa  piensa que el autor puede ser un asesino profesional. Una de las líneas de  investigación sigue la pista de una  posible disputa familiar entre hermanos por una herencia. Hoy entre registros a la vivienda del padre, el hermano habría acudido a la policía a negar su implicación, pero no nada se descarta, incluidos los tintes de un posible caso de espionaje por el pasado del padre y su profesión como ingeniero informático. En la mente de todos la pequeña de 4 años que sobrevivió a la tragedia, y  que apenas ha hablado. También pendientes de la de 8, que recibió un disparo en el hombro en este lugar y se encuentra fuera de peligro.