Vídeo: Los mineros atrapados en Chile comienzan su nueva vida bajo tierra

27 de Agosto de 2010

Cuando un hombre atrapado llora desde el corazón de la tierra, cuando la única luz es de linterna, cuando la temperatura ahoga, cuando hay que dormir sobre tablas húmedas y cuando en cualquier momento puedes quedarte sin aire... esa sonrisa es heróica. Porque esas sonrisas son oro para sus familias afuera. Los han visto delgados, con ojeras, sin ropa, en el espacio diminuto donde se aseguran de que el mundo no se les caiga encima. "Don José es muy especial en términos espirituales". Para calmar su fé, les van a enviar Biblias. Pero no pueden calmar sus ganas de fumar porque los médicos les han prohibido el tabaco. Y si no fuera por esa foto de la que se reían los familiares frente a la pantalla gigante, los chicles de nicotina serían su único vicio.. Y el dominó que ellos mismos han fabricado. La cámara con la que se están grabando se la han enviado para que desde la superficie sepan por dónde sacarlos mejor, pero todavía no les han dicho que van a tardar 4 meses, cuatro meses de penumbra, cuatro meses de invierno sofocante, cuatro meses de compañerismo, pero de mucha soledad y sólo una sonrisa es la luz al final del túnel.