Vídeo: La mina comienza a parir a sus trabajadores

13 de Octubre de 2010

A las cinco y cuarto de la madrugada se producía el momento más esperado. A bordo de la cápsula Fénix llegaba a la superficie el primero de los 33 mineros que han pasado 69 días atrapados a 700 metros bajo tierra en Chile.Su mujer y su hijo le esperaban en la superficie. Florencio Ávalos, salía algo aturdido por la atención mediática. Sin tiempo para los reencuentros, el servicio médico se lo llevaba para hacerle las primeras revisiones. 20 minutos después, el campamento de la esperanza recibía al segundo minero liberado, Mario Sepúlveda. Eufórico, se abrazaba al presidente del país y a todos quienes participaron en su rescate. De momento ya han salido los que se consideran más hábiles, por si la cápsula  se queda atascada. En las próximas horas lo harán los más debilitados y, por último, los más fuertes psicológicamente.