Vídeo: Un mascota de carne y hueso

4 de Noviembre de 2011

Mientras la mayoría de los niños juegan con un león de peluche, una pequeña de Pilton, en Australia, pasa sus horas de ocio con un cachorro de león real, con el que comparte incluso la cuna. Maddi Robinson, de 2 años, tiene a Sassie como su mascota. La madre del cachorro no tenía suficiente leche para alimentarlo, por eso se ha criado con la familia de Maddi, propietarios de un zoo local. Con tres semanas de vida, Sassia pasa la mayor parte del tiempo durmiendo y correteando alrededor de la casa, y recibe su ración de leche cada dos horas.Está previsto que este cachorro alcance el mismo tamaño que los restantes ejemplares del zoo, por lo que llegará un momento en que no pueda residir en la casa. ¿Cuánto tiempo podrá Maddi vivir con su mascota? Probablemente no tanto como desaría, pero por ahora son inseparables.