Vídeo: La marea tóxica acaba con el oeste de Hungría

7 de Octubre de 2010

El Oeste de Hungría permanece en Estado de Emergencia a consecuencia del desastre que causó el pasado lunes una fuga en una fábrica de aluminio. Convertida en lodo rojo, la marea tóxica se ha extendido por calles y casas de pueblos como Kolontar, el más castigado. La fuga ha acabado con la vida de al menos tres personas y ha provocado un centenar de heridos, aparte de innumerables desastres ecológicos, que podrían agravarse con la llegada de la marea rojo al río Danubio. El segundo río más grande Europa sufre un alto peligro de contaminación, debido a que la marea ha llegado a uno de sus afluentes. En Hungría y también en al vecina Serbia, las autoridades tratan de controlar que el desastre no alcance una magnitud mayor. Aún así, el desastre ecológico ha dejado muy dañada la zona oeste de Hungría, en la que las autoridades aseguran, no podrá volver a haber vida.