Vídeo: Las lluvias torrenciales arrasan Pakistán

12 de Agosto de 2010

Mucha preocupación también en Pakistán donde las lluvias monzónicas han dejado 15 millones de damnificados y centenares de muertos. La ONU ha pedido a los países que envíen ayuda de forma urgente. Las cifras nos acercan a la tragedia, pero las historias nos hacen sentirla. Los niños nacen ya damnificados. Sus madres, refugiadas de condición. Y ahí siguen, porque todo sigue igual. Las aguas siguen feroces y los pakistaníes siguen huyendo. Las puertas siguen abiertas a ningún lugar. Y los charcos estancados siguen pudriendo la vida. La poca vida que queda, porque medio país está arrasado y no hay rastro de civilización en el río que fue una de las cunas del hombre. El Indo irá dejando aparecer los cadáveres: 1.300. Y todavía queda mucha gente atrapada, rescatada, navegando sin rumbo, porque no se avista tierra firme en muchos kilómetros. Ellos son los que todavía viven, los 15 millones de personas para los que la ONU ha pedido ayuda urgente. Los que dicen que para comer sólo tienen mugre y escombros. Como si nos hubiéramos acostumbrado a las grandes tragedias, nos cuesta ver en la riada el desastre del tsunami o del terremoto de Haití.