Vídeo: BP inyecta materiales pesados bombeados desde la superficie para detener el vertido

27 de Mayo de 2010

Desde anoche BP está inyectando en la fuga principal de la plataforma petrolífera materiales pesados bombeados desde la superficie para detener el vertido en el Golfo de México. Una misión sin totales garantías de éxito de la que vuelven a pedir tiempo, unas 24 horas para sacar conclusiones, y de la que hasta el momento sólo se sabe que se están recogiendo más toneladas de lodo que de petróleo.  Una extensa y espesa capa de crudo cubre ya más de 160 kilómetros de costa del sudeste de Estados Unidos 37 días después de la explosión de la plataforma. Una imagen para la desolación que puede ser aún peor según las previsiones. Billy Nungesser, presidente de la comunidad Plaquemines, ha dicho que “se puede perder más litoral con esta catástrofe que con los cuatro grandes huracanes juntos: Katrina, Rita, Gustav y Ike. Es un pronóstico, pero que puede llegar a ser verdad”. Todos exigen más esfuerzos a la petrolera, lo mismo que Barack Obama. En una fábrica de paneles solares de California el presidente de Estados Unidos ha hecho un nuevo alegato sobre las energías alternativas para depender cada vez menos del petróleo que provoca desastres como el del golfo de México. Para que no se repita hoy está previsto que anuncie medidas más duras para las explotaciones petrolíferas.