Vídeo: Indignación de los refugiados tunecinos en Lampedusa

1 de Abril de 2011

Cientos de inmigrantes, en su mayoría tunecinos, llegados a la isla italiana de Lampedusa han tomado las calles para pedir libertad y quejarse al mismísimo Silvio Berlusconi. Un lugar que hoy por hoy es un verdadero basurero donde se hacinan miles de personas en ínfimas condiciones sanitarias. El alcalde ha llevado al ejército hasta el asentamiento junto al puerto para recoger la basura.Miles de hombres que buscaban en estas tierras una oportunidad para iniciar una nueva vida, pero que se han dado de bruces con una terrible realidad.El plan de Berlusconi era evacuar a 3.850 personas hacia el campamento levantado en Táranto, en el tacón de la bota italiana, pero el fuerte viento y el mal estado del mar evitaron completar la operación. Unos 2.300 norteafricanos ya han sido trasladados pero aún quedan en la isla casi 4.000, de los que unos 350 son menores. Paralelamente a estos planes de evacuación, Berlusconi viajará a Túnez el lunes, para evaluar con las autoridades locales la manera de frenar el flujo de emigrantes.