Vídeo: Implorar a la Virgen para comprarse un coche muy barato

7 de Agosto de 2012

Al escuchar Copacabana, la primera imagen que nos suele venir a la mente es esta: la famosa playa brasileña. Sin embargo, ese nombre significa mucho más que eso. Ese lugar se remonta a la patrona de Bolivia, la Virgen de Copacabana.  Miles de peregrinos se acercan cada año a venerar a su patrona y pedirle ayuda, sobre todo económica. En el trayecto, compran miniaturas de coches o viviendas, para que la virgen les ayude a adquirilo a mejor precio. Por eso, no es extraño escuchar súplicas para poder comprarse un minibús o un nuevo automóvil. La devoción a la Virgen se combina con antiguos rituales indígenas, pero el objetivo es el mismo: intentar que, de un modo u otro, los bolivianos tengan más dinero en los bolsillos y, con un poco de fe, poder comprarse una casa o un coche que sean baratos.