Vídeo: Grecia responde a Merkel

19 de Mayo de 2012

 Las nubes de incertidumbre no abandonan Grecia. El rostro de Angela Merkel copa hoy las portadas de sus diarios, augurio de malas noticias. Al parecer, la canciller alemana propuso ayer tarde por teléfono al presidente Karolas Papulias que convocara un referéndum sobre la permanencia griega en el euro aprovechando la repetición de las elecciones, el 17 de junio. Rápidamente, Berlín lo ha negado. Habla de informaciones incorrectas, pero la fuente, el propio gobierno heleno, deja poco lugar a dudas. Tanto en la calle, como en los diferentes partidos se habla de injerencia intolerable de Alemania. Sorprende, además, porque con un gobierno provisional como el de ahora la constitución helena impide la convocatoria de una consulta de este tipo, pero también porque Alemania y Francia montaron en cólera cuando el pasado octubre, el entonces primer ministro socialista Papandreu propuso el mismo referéndum. Su idea le costó el cargo. El problema es que, como quedó patente en los comicios del 6 de mayo, el pueblo griego es, en su mayoría, partidario de seguir en el euro, pero no tanto del plan de austeridad impuesto al país por el FMI y la Unión Europea. Una unión que lanza mensajes contradictorios. Si ayer el presidente del europarlamento apostaba firmemente desde Atenas por la continuidad de Grecia en el euro, el comisario europeo de comercio decía desde Bruselas que se están preparando un plan de contingencia por si el socio mediterráneo no lo consigue.