Vídeo: "Gracias por haberme vuelto a la vida"

13 de Noviembre de 2011

Este domingo en Venezuela, con la cabeza gacha, el jugador de béisbol de los Tigres de Aragua, Wilson Ramos ha explicado cómo vivió su cautiverio y que pensó en lo peor al darse cuenta de que estaba muy lejos de casa. "Mientras estuve secuestrado fue bastante duro para mí, y para mi familia, bastante doloroso. En ningún momento pensé que me encontrarían por la distancia a la que estaba, por lo oculto, pero no dejé de rezar".