Vídeo: El Golpe en la tercera edad

5 de Mayo de 2010

Calcula el FBI que podría tener entre 60 y 80 años, y que en su haber tendría el atraco a ocho bancos californianos en el último año. Aprovechando su, entre comillas, venerable senectud, su modo de operar es sencillo: se acerca a la ventanilla de la sucursal y saca un revólver con la mano izquierda. El sorprendido empleado bancario acaba dándole unos cuantos fajos de dólares y el atracador sale de la oficina bancaria caminando con anciana placidez. Un denominador común en todas sus actuaciones es llevar la cabeza cubierta: bien gorro, bien gorra. El atuendo varía de la chaqueta gris a la azul, pero siempre con aire despreocupado. El FBI le sigue la pista desde el pasado verano, y al no poder obtener ninguna pista, al margen de estas imágenes de las cámaras de seguridad, ofrece, desde la pasada Navidad, 16.000 dólares de recompensa por cualquier pista del anciano atracador